Creación De Empresas – ¿De Donde Puedo Sacar El Dinero?

_piggy_bank_3_ver__2Por: Dennis H. Lewis

¿Tienes suficiente dinero?  ¿Te vendría bien tener un poco más?

Que fácil sería ser empresario si no fueses por los detalles tan aburridos, ¿verdad?  Es obvio que toda empresa necesita dinero para operar.  Pero también es verdad, que se puede fabricar dinero de la nada (sin quebrar ninguna ley).

A continuación vamos a hablar sobre las posibles fuentes de financiación que puedas usar para lanzar tu iniciativa empresarial.  Conseguir dinero no es fácil, pero tampoco lo es crear una empresa de éxito.

Fondos Propios

El primer sitio que debes mirar es tu propia cuenta bancaria.  ¿Cuanto dinero tienes disponible para financiar tu negocio?  Puede que hayas heredado la fortuna de Angela Channiing.  (Si es así puedes dejar de leer este artículo.)

Ningún otra fuente de financiación va a tomar en serio tu plan si no estás dispuesto a arriesgar una parte importante de tu patrimonio personal.  Es así de simple, ¿por que iban a fiarse, si no estás totalmente convencido tú?  Puedes refinanciar tu casa o vender tu coche.

La Familia

No es hora de orgullos tontos.  Has decidido mostrar tu valía como empresario y parte de este proceso es olvidarte de prejuicios sin sentido.  Pedir dinero ni es una vergüenza ni debe sonrojarte.  Si tienes la buena suerte de que tus padres, tíos, primos u otros familiares tengan una situación financiero cómoda, no dudes en acudir a ellos.

Ten en cuenta que para ellos la situación puede ser también un poco incómodo.  Por eso, debes estar totalmente listo para recibir un “no” oculto en un “no lo sé”.  Para aliviar las tensiones empieza la conversación explicando que una respuesta negativa no va a ser recibido de ninguna manera más allá de lo puramente económico.  El dinero no entiende de parentescos y que solo esperas que te escuchen y que comparten abiertamente sus opiniones e ideas.

Quizás no te den el dinero, pero igualmente sus comentarios pueden ayudarte a identificar algún agujero en tus planes y argumentos.

Un inversor familiar es tan inversor como un banco o un socio capitalista.  Por eso, no dejes cabos sueltos.  Aclara todas las condiciones, cantidades, plazos, derechos y demás detalles.  Yo recomiendo que todo quede escrito y firmado.

Clientes y Proveedores

Una vez decidida iniciar tus actividades, una fuente interesante de financiación son tus propios colaboradores en el negocio.  Si tienes algún cliente de confianza, explícale que estás empezando y necesitas su apoyo.  Ofrécele un descuento o un trabajo extra a cambio de adelantarte los pagos.

Socios capitalistas

Se trata de ofrecer una participación en tu negocio a cambio de una aportación de capital, y con suerte, un verdadero socio.  Esto se suele denominar un “business angel”.

El mundo está lleno de personas buscando maneras de rentabilizar su dinero.  Invertir en un negocio con futuro y buenas perspectivas de éxito es una de las mejores.  Sin embargo, poca gente están dispuestos a “soltar la pasta” sin algunas garantías.

Antes de iniciar una conversación de este tipo, debes estar totalmente preparado.   Será imprescindible demostrar tu credibilidad mediante un plan económico/financiero claro y convincente.  Además, tendrás que estar listo para contestar preguntas muy perspicaces:

Tener un socio es una decisión que tendrá implicaciones a largo plazo.  El tiene derecho de saber como utilizas su dinero y para vigilar que lo hagas bien.  Además, es importante aclarar los detalles de su participación en el proyecto.

¿Puede aportar, además del dinero, otras ventajas para la empresa?

¿Puede aportar experiencia en la gestión y el control?

¿Con que frecuencia va querer que le informes sobre los progresos?

No dejes ningún detalle sin resolver desde el principio y construirás una cimentación fuerte sobre lo cual edificar tu sociedad.

Entidades Financieras

Los bancos son por naturaleza conservadores.  Por eso, raramente están dispuestos a apostar fuertemente para un empresario sin experiencia demostrable.

Casi todos los bancos cuentan con planes para ofrecer pequeños prestamos para el arranque de nuevos negocios.  Estos planes pueden ir con apoyos de programas subvencionados y a abajo interés.

El sector bancario es altamente competitivo lo cual para ti es una ventaja.  Si te acercas a tu banco habitual y no recibes una respuesta positiva, habla con otros.  Explícales con detalle tu proyecto y demuéstrales que has hecho tus deberes.   De esta forma podrás ganar su confianza.

También debes estar preparado a ofrecerles tu patrimonio personal (por grande o pequeño que sea) como garantía.  A los bancos les encantan las garantías y sin ellas difícilmente van a moverse.

Para más información realmente valiosa, visita www.Empresa-de-Exito.com

Escribe una respuesta