Los Diez Mandamientos Del Buscador De Empleo En Las Redes Sociales

No hay la más mínima duda, las redes sociales pueden ayudarte a encontrar un empleo y son cada vez más usadas por los reclutadores de personal. Pero cuidado, algunas conductas pueden resultar negativas y producir el descarte del candidato incluso antes de empezar el proceso de selección. Veamos por tanto qué no hacer en la red cuando nos encontramos en búsqueda activa de empleo.

Sociales sí pero no públicas

Las redes sociales se han convertido en una herramienta cada vez más usada por los empleadores para reclutar personal en la red. Las estadísticas de 2011 dejaron claro el imparable avance de los medios de comunicación digitales para encontrar talento (un 89% de las empresas usaron las redes sociales en 2011 con estos fines), especialmente en redes como Linkedin que acaparó el 80% de este mercado.

La consolidación de las redes como herramienta de selección de candidatos ha llegado a producir conductas indeseables por parte de las empresas que están llegando a exigir a los candidatos sus claves personales en otras redes “menos profesionales” como Facebook, Google+, Twitter o Pinterest. Este hecho ha sido especialmente relevante en EEUU donde ya se está legislando (“Password Protection Act of 2012″) para evitar y regular esta invasión de la privacidad de los usuarios por parte de las empresas que buscan conocer aspectos personales, íntimos y privados de los posibles candidatos.

La falta de regulación en países como el nuestro y la escasa ética de algunas empresas son un motivo más para cuidar al máximo todo aquello que publicamos en la red.

Qué no hacer en las redes sociales

  1. Mentir sobre nuestro historial de trabajo, nuestros estudios o situación actual. La información que publicamos en las redes sociales debe ser consistente y guardar una coherencia. El enorme potencial de información que las redes brindan a los empleadores hacen cada vez más fácil pillar a un tramposo y a menos que se trate de un banco, “nadie contrata tramposos” Por tanto:

“No mentirás en tu curriculum vitae”

  1. Hablar mal de un exempleador, de un antiguo jefe o de tu actual puesto de trabajo. Puede parecer obvio pero el reclutador considerará que de la misma manera te comportarás con tu nueva empresa o con tus nuevos jefes. Por tanto aunque lo desees enormemente o tengas más razones que un santo:

“No difamarás ni insultarás a tu antigua empresa”

  1. Publicar comentarios ofensivos especialmente todos aquellos de carácter sexista, racista o discriminatorios. Es lamentable  desde el punto de vista ético y moral la utilización de las redes para este tipo de conductas y por descontado un motivo inmediato de descarte del candidato a menos que el reclutador sea  un transnochado militante del Ku Klux Klan. Por todo ello y por tu salud mental:

“No publicarás comentarios ofensivos ni discriminatorios”

  1. Escribir con faltas de ortografía. Es la forma más visible y evidente de mostrar un bajo nivel de formación y estudios. Debe cuidarse especialmente en la redacción de un perfil online o curriculum web. Ni la costumbre del Whatsapp o los SMS, no hay justificación alguna para escribir de forma incorrecta, por tanto:

“No cometerás faltas de ortografía”

  1. Usar las redes para mostrar tu indignación de forma constante. Es hasta cierto punto comprensible, todo el mundo necesita desahogarse y compartir su descontento alguna vez, pero no es algo de lo que se deba abusar, no es bueno convertir las redes en un paño de lágrimas de forma constante. Es un tema delicado y con cierta dosis de cinismo y falsedad pero por mucho que este mundo te parezca injusto y cruel, por mucho que desees gritar basta, a menos que tu objetivo sea el activismo y la concienciación social o quieras encontrar empleo en una ONG:

“No abusarás de las redes para mostrar tu indignación”

  1. Publicar imágenes comprometidas. Es uno de los errores más habituales: una fiesta con los amigos, unas copas de más y una imagen poco adecuada publicada por algún contacto puede llegar a viralizarse con todo tipo de comentarios por las redes. Esto puede ser especialmente peligroso si no mantienes unos adecuados niveles de privacidad en tu red. No hay que olvidar que una vez que se publica una imagen cualquiera que la tenga en su pantalla puede descargarla, modificarla y usarla como y donde le convenga. Imagina que la primera impresión que causas a un reclutador es a través de una de esas imágenes que estás pensando. Por ello y siempre:

“Cuidarás  tu imagen en la red como si fueras tu mismo”

  1. Hiperactividad en la red. Es bueno mantener cierta constancia en la red para mantener viva la relación pero no es aconsejable bombardear a los demás con todo tipo de publicaciones llenando el time line de Twitter o el muro de Facebook con un aluvión de mensajes e informaciones. Deja espacio vital y no canses, puedes dar la imagen de una persona aburrida que no tiene otra cosa que hacer:

“No agobiarás a tus contactos con un exceso de publicaciones”

  1. Unirse a grupos inadecuados. Las redes ofrecen la posibilidad de participar de forma activa en grupos con intereses comunes, Linkedin es especialmente útil para encontrar un empleo y generar más contactos de esta manera. Sin embargo no parece muy lógico que un aspirante a director de marketing se asocie a grupos del tipo “Cuarentones resultones dispuestos a darlo todo”…aquí también se cumple aquello de “Dime con quien andas y te diré quién eres”. Los grupos en redes sociales muestran también nuestra personalidad e intereses, por tanto:

“Cuidarás en la red tus grupos y amistades”

  1. Ignorar a los demás. Puede parecer una muestra de egocentrismo y poca sociabilidad. Tan importante es compartir información como mantener vivo el debate y la conversación:

“No harás de tus publicaciones un monólogo”

  1. Hacer publicaciones monotemáticas. Seguro que te encantan las motos, los   perros o practicar el surf pero tus contactos merecen algo más de variedad y agradecen contenidos de utilidad. Publicando constantemente información sobre el mismo tema puedes dar al reclutador una imagen de aislamiento, obsesión o egocentrismo:

“No convertirás la red en un monográfico”

Por supuesto que es posible utilizar de otras formas las redes sociales pero si buscas empleo y piensas utilizar las redes para conseguirlo respetando estas normas aumentarás tus posibilidades de tener éxito.

Por Miguel Angel Mínguez Corella

Fuente Mupibook

http://www.articuloz.com/

Escribe una respuesta